título
Todología con bigote
01. ZEIT Geschichte: Willy Brandt

VV.AA.
ZEIT-Verlag

La revista ZEIT Geschichte (ZEIT Historia), de publicación trimestral, dedicó su número del invierno pasado a Willy Brandt (1913-1992), uno de los personajes más controvertidos de la historia política alemana, con motivo del centenario de su nacimiento. Alcalde de Berlín durante su época más difícil, en el apogeo de la Guerra Fría y testigo directo de la división de la ciudad, Brandt definió y desarrolló su política de distensión y acercamiento a sus ahora vecinos comunistas como pilar fundamental de su carrera, lo que le llevó a enfrentarse directamente con su propio partido, el SPD, en no pocas ocasiones. Ello no fue obstáculo para convertirse posteriormente en ministro de Exteriores, vicecanciller y, más tarde, canciller de la República Federal, cargo desde el cuál amplió y reforzó el entendimiento con los países del Este en la medida en que pudo. Precisamente un escándalo relacionado con uno de sus políticos de confianza, Günter Guillaume, que resultó ser un infiltrado a sueldo de la Unión Soviética, provocó su dimisión de la cancillería en 1974, apenas dos años después de haber reforzado su mayoría en el Bundestag.

El dossier es extenso y comprende reportajes de diversos periodistas e historiadores, que van desde la pura semblanza biográfica hasta abarcar ambos lados del espectro de alabanzas y críticas. Sin embargo parece claro que la gran controversia brandtiana, la Neue Ostpolitik respecto de los países de la órbita soviética, se ha diluido con el paso de los años y el reconocimiento casi general es que contribuyó con ella a reducir la impresión de aislamiento de dicho bloque, particularmente de la separada DDR, convirtiéndola e uno de los factores que acabarían con el telón de acero. El papel de Brandt como adalid de la socialdemocracia en Europa, sobre todo como presidente de la Internacional Socialista desde que su cese como canciller alemán, supone otro puntal para su leyenda y lo convierte en el político mejor valorado de su país en el siglo XX. Sin duda, esta “elevación a los altares” de la historia influye en el tono de los articulistas de este dossier, que incluso en el punto más crítico no se atreven a entrar a saco en los puntos débiles de la personalidad y la política del protagonista. Como lectura de fondo para conocer y comprender al personaje está muy interesante, pero se echa de menos un poquito más de mandanga, que ha de buscarse en la bibliografía que se va indicando.

comentar en 01. ZEIT Geschichte: Willy Brandt

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.