título
Todología con bigote
18. Der Räuber Hotzenplotz (El bandido Saltodemata)

Otfried Preussler
Thienemann Verlag

Hace pocos días (aunque este libro lo releí en 2012, la reseña la escribo en febrero de 2013) falleció Otfried Preussler, uno de los más grandes autores de literatura infantil y juvenil en lengua alemana. Este bávaro de origen bohemio tuvo algunos libros publicados en España, gracias a editoriales como Bruguera o S/M (esta última los incluyó en su colección El Barco de Vapor, por ejemplo). El bandido Saltodemata, título español de este cuento, fue uno de ellos. En la actualidad lo edita Noguer.

El bandido Saltodemata tiene como protagonistas al propio ladrón que le da título, y a los chavales Kasperl y Seppel (personajes clásicos del guiñol, traducidos como Jaimito y Pepe), además de una serie de secundarios también propios del teatro de marionetas como la Abuela, el Sargento, el Hada o el Brujo. Escrito con muchísimo brío y humor, Preussler cuenta cómo Saltodemata le roba a la Abuela un valioso molinillo de café, construido por Kasperl y Seppel, que cuando muele hace sonar su canción favorita. La Abuela denuncia el robo a la policía y, por su parte, los dos amigos intentan recuperarlo buscando la guarida del bandido. Las aventuras que siguen, en las que la guasa y la magia están presentes constantemente, llevarán, como debe ser en estos libros, a un final ruidoso e inesperado.

Se me viene a la cabeza que cuando fui un chaval en mi casa leímos bastantes ejemplos de literatura juvenil alemana o austríaca, ya que por entonces se publicaban en España con cierta prodigalidad, aunque sospecho que pocas ventas. No sólo Preussler, sino gente como Michael Ende, Janosch o Wolfgang Ecke y su Balduin Pfiff, maestro de detectives, nos descubrieron un mundo al que luego, por las razones que fueran, dejamos de prestarle atención. Quedó Ende, seguramente el más mediático o el que tuvo más suerte, y el resto se fue difuminando en el recuerdo. Por eso, volver a la genialidad de Preussler con éste y otros cuentos sirve no sólo para tener obras que luego se podrán leer a los hijos, sino para darse cuenta de que en España la LIJ es un género bastante maltratado, a pesar de que también haya muchos y buenos autores. Ojalá sirva esta reseña para irlos descubriendo.

comentar en 18. Der Räuber Hotzenplotz (El bandido Saltodemata)

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.