título
Todología con bigote
Goyescas

La comidilla de la ceremonia de los Goya, a punto de comenzar mientras escribo esto, es la ausencia del ministro de Cultura y Educación. Jose Ignacio Wert, #Wertlos (sin valor) para los amigos, ha buscado apresuradamente una cita fuera de España para evitar el más que probable chorreo de críticas que le caerían esta noche desde uno de los sectores culturales más perjudicados del país. Una idiotez como otra cualquiera, pues dichas críticas le iban a caer igual y, además, se le añadirá un factor de cobardía que, por otro lado, nada sorprende de este siniestro personaje.

Ser ministro no es una cosa trivial: no sólo sirve para lucirte en las ruedas de prensa o inaugurando cosas, sino que conlleva una serie de obligaciones, algunas no agradables, consustanciales al cargo y al sueldo —público— que por él se percibe. Efectivamente, lo menos probable es que a Wert le recibieran con parabienes desde un sector al que se le han recortado ayudas, se le ha dificultado el acceso a financiación y, para colmo, se le ha subido de forma absurda el IVA, perjudicando la venta de entradas y productos asociados (como los DVDs, blu-rays y derechos de explotación; cosas de las que no se habla, pero ahí están y dan dinero). Así que de esperar es que, al menos los premiados, que no llevan guión escrito, soltaran más de una pullita a uno de los responsables de todo eso. Wert no ignora que su club de fans está bastante lejos del auditorio de la gala, pero su obligación como ministro era estar allí presente, aguantando el chorreo. Un chorreo, por cierto, que seguramente será bastante más elegante y mejor educado que sus constantes exabruptos cada vez que le ponen delante un micro, y bastante menos dañino que las medidas aprobadas a pachas entre su ministerio y el de Hacienda.

En una de sus chulerías, #Wertlos afirmó sonriendo que él, como un toro bravo, se crecía con el castigo. Debe de ser que las corridas goyescas no le resultan tan divertidas.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.