título
Todología con bigote
Ideas sueltas #4

Dieciséis
La ONU pide reinventar el Valle de los Caídos y anular la Ley de Amnistía de 1977. Teniendo en cuenta que para el PP todo lo que suponga condenar el franquismo o restituir a los muertos del régimen y a sus familias una mínima dignidad le produce alergia, y en vista de la involución diaria a la que están sometiendo al país, el siguiente paso lógico a las palabras del Relator de la ONU será convocar una manifestación de adhesión inquebrantable y espontánea en la plaza de Oriente.

Diecisiete
No voy a hablar de “lo de Woody Allen”. Al menos todavía no.

Dieciocho
La suerte que tiene la iglesia católica en España es que la gente se aprendió los mandamientos de pequeña como un mantra, con lo que al crecer ya no les prestan demasiada atención. La iglesia tampoco, claro. Particularmente el séptimo de no robarás o el décimo, el de no codiciarás los bienes ajenos.
Incluso en mi época de colegio de curas siempre me llamó la atención que la “madre iglesia” tuviera sus propios mandamientos, aparte de los de las tablas mosaicas, y que aquellos fueran todavía más estrictos (y concretos) que éstos. También me llamaba la atención lo de “madre iglesia”, cuando siempre te enseñaban que pa madre, la virgen María. Entonces éramos jóvenes y no conocíamos la cosa esa de los dogmas. Hoy la iglesia es un depósito de riquezas incalculables. Probablemente muy pocas obtenidas por medios cristianos.
Eso sí, el “delito contra los sentimientos religiosos” sigue existiendo. No vaya a ser que a alguien se le escape la fe por la vía de sujetarse la cartera al pasar junto a un obispo.

Diecinueve
La sensación de que tuiter se está convirtiendo en una plaza para público escarnio y linchamiento. Sólo faltan los grilletes.

Veinte
Si hemos de creer a la prensa, parece que Bankia vuelve a tener buenas perspectivas. Me voy a mantener en el escepticismo sobre esto, pero lo que me toca mucho la moral es que ya se está hablando de reprivatizarla. Teniendo en cuenta que le fue tan bien que hubo que rescatarla, sospecho que lo harán sin ningún tipo de explicaciones; sobre todo porque no hay manera de explicar cómo es que los españoles han pagado ya varias veces por los desmanes de unos señores que, a día de hoy, siguen sin pisar un juzgado y con el riñón bien cubierto de dineros que fijo que no están en montañas lejanas. Y cómo, después de eso, capaces seremos de repetir la jugada a favor de esos mismos señores.

Veintiuno
El fin de semana se celebró en Múnich la Conferencia de Seguridad auspiciada por la OTAN. A la vez, muchas manifestaciones en la calle por diversos motivos relacionados con aquella: Ucrania, la venta de armas a México, la conferencia en sí. Según la radio había cuatro veces más policías que manifestantes, aunque dan una cifra baja de estos últimos, al menos por lo que pude medir a ojímetro cuando estuve por el centro. No hubo incidentes de ningún tipo, ni cargas, ni contenedores quemados, ni nadie fue compañero, coño.
Podríamos pensar que Múnich es una ciudad muy civilizada cuando de manifestarse se trata. Y también podríamos pensar que, a lo mejor, que siempre haya disturbios en las manifestaciones en España no puede ser casualidad, ni porque los españoles seamos particularmente peligrosos.

Veintidós
Debería dejar de destrozarme los dedos pulgares con las uñas.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.