título
Todología con bigote
31 días escribiendo cosas

Hace exactamente un mes que me propuse escribir un post a diario en este cuaderno. Quería experimentar la necesidad de la escritura bajo plan, de obligarme a una continuidad durante un período de tiempo concreto (un año) y ver si era capaz de extraer una idea al final de cada jornada y proyectarla aquí en forma de texto.

Llevo ya treinta y un días y parece que, de momento, el impulso se mantiene. Ha habido noches en las que el cansancio y el bloqueo mental han supuesto notas de apenas dos líneas. En otras el exceso de información era tal que me salieron textos atropelladísimos. He colgado series de fotos, intentos líricos, sátiras a medio hacer y algún que otro resbalón interesante. He hablado sobre todo de política y, como casi siempre, he colocado barreras invisibles que me han impedido inconscientemente desatar torrentes seguramente más desagradables y menos elegantes. Sin querer —o a veces queriendo— he intentado no repetir temas de un día para el siguiente, a pesar de que la idea original era depositar en estas líneas lo que en ese momento se me pasara por la cabeza. Y, aún en tan corto espacio de tiempo, se ha acabado formando una especie de calendario semanal donde podríamos clasificar por días cada tipo de anotación. En suma: este cuadriculado al que ustedes leen va rompiendo sus aristas poco a poco, pero todavía mantiene muchas manchas en esa extraña piel de leopardo.

Lo importante es que el primer mes se ha cumplido con éxito: treinta y un días, treinta y una notas, incluida ésta. Más que todas las que publiqué el año pasado y con una periodicidad que jamás se dio en este cuaderno, ni siquiera en sus primeros tiempos, cuando blogspot era el grial de los que queríamos publicar cosas para que gente extraña las leyera… y ya hace más de diez años de aquello. Por eso estoy ciertamente contento: he visto que es posible, siempre que las reglas sean lo suficientemente amplias, mantener una constancia en las letras y observar la respuesta del lector, que en primera instancia siempre es uno mismo.

Ha pasado un mes, pero todavía quedan otros once. Vamos a seguir intentándolo.
Gracias a ustedes por leerlo.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.