título
Todología con bigote
Ideas sueltas #3

Once
Anoche Rajoy fue entrevistado para la televisión. Dirigió la entrevista Gloria Lomana, probablemente una de las (y los) periodistas que más alto ha llegado en esta profesión con menos méritos para ello. Según cuentan las crónicas, la entrevista fue absolutamente desvaída, colocadas las preguntas a placer del entrevistado, que las respondió con, aparentemente, bastante desgana y muchos lugares comunes. Lo destacable vino después, cuando un ejército de tuiteros, muchos a sueldo del partido (no es opinión, bastaba con ver sus biografías de 160 caracteres) se dedicó a publicar exactamente la misma frase laudatoria acerca del presidente del gobierno. Sea porque les ordenaron replicar la consigna a toda costa, sea porque estos cedieron sus contraseñas al PP para que sus CM tuitearan la infame loa, al que tuvo la feliz idea deberían despojarle de empleo y sueldo, por chorlito. Sólo desde la estupidez más absoluta se puede ignorar el efecto rebote que semejante maniobra propagandística tendría en la red. En cuanto a aquellos que activa o pasivamente se prestaron a ello, sólo tengo un calificativo a su salud: Borregos.

Doce
Salta la noticia hoy de que una red de crackers consiguió hacerse con dieciséis millones de contraseñas de direcciones de correo en toda Alemania, aunque todavía no se sabe cómo. Naturalmente ha cundido el pánico, pues la Oficina Federal para la Seguridad en las Tecnologías de Información (BSI) ha habilitado un servicio para que uno pueda comprobar si su dirección de correo está entre las comprometidas. Confieso que, aun teniendo conciencia constante de lo frágil que es nuestra vida en la red, esta vez me he sentido verdaderamente vulnerable.

Trece
El Diario sigue anunciando a Bankia. En fin.

Catorce
La verdad es que me preocupa realmente poco a quién le mete Hollande la polla, con perdón. Me preocupa más su labor como presidente de la República, porque de sus actos se derivan consecuencias más allá de Francia, aunque pensemos que no. Y también me preocupan reacciones que estoy viendo en España tratándolo, con más o menos guasa, de pishabrava y _mashote. Si hubiese sido una presidenta…

Quince
Y de ahí se me cae a la cabeza la tontería de artículo publicado ayer en GQ, pretendidamente humorístico, decididamente machista, pero sobre todo rematadamente mal escrito. Aunque encuentro muy exageradas algunas respuestas que vi, la reacción general de rechazo al texto y a sus perpetradores me dice que es posible que estemos empezando a ir por buen camino. Y que todavía queda mucho que caminar, eso también. Lo que sí me pregunto es si alguna vez se llegará a una conclusión sobre la definición de feminismo.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.