título
Todología con bigote
Incomparecencias

Ingenuo de mí, pensé que no se iba a repetir la foto, pero se repitió: un grupo de periodistas sentados en la sala de prensa del Partido Popular, tomando notas y haciendo fotografías de una pantalla en la que monologaba el “alabado líder”, ese barbudo cobarde que España tiene encabezando el gobierno (porque de lo de presidirlo parece que se está quitando) y que no tiene los suficientes —disculpen— cojones como para enfrentarse a una rueda de prensa con preguntas con todo lo que está cayendo sobre el país y sobre su partido.

Pero aquí no quería hablar de ese impresentable, que ya sabemos qué es y cómo es, sino de esos periodistas y los medios que les envían a “cubrir” semejante burla. Para añadir insulto a la herida (en este caso, ambas cosas van dirigidas a sus lectores y espectadores), esto sucede por SEGUNDA vez, y aún así esos periodistas y sus jefes han tragado, que no escupido, y ahí los tenemos, como borregos, protagonistas de una foto que debería ser de nuevo la mayor vergüenza del periodismo español ante el mundo.

Y luego hablan de la crisis del periodismo. En España esa crisis se está resolviendo a favor del baranda por incomparecencia de los propios periodistas. El problema, en este caso, no lo tiene Rajoy, que dentro de su cobardía sabe perfectamente que todavía hay muchos medios que se la van a comer doblada, como efectivamente así ha ocurrido. La crisis del periodismo, que se extiende como un cáncer principalmente por la propia estulticia de quienes, como profesionales, deberían defenderlo, no se va a arreglar hasta que estos no aprendan dónde está realmente su adversario.

Una situación ideal y que habría hecho subir muchos enteros a la prensa (y, definitivamente, puesto a Rajoy como el miserable que es), habría sido no ir. Más aún, habría sido ignorarlo completamente, es decir, ni siquiera reflejar en los medios de comunicación el contenido de esa falsa comparecencia. Ni comentar el posible comunicado, ni contar en ningún sitio el enésimo discurso de “yo no he sido, ha sido éste, olvidémoslo todo y a lo mejor si lo deseamos muy fuerte todo se arregla” que viene siendo la tónica gubernamental desde que ganaron las elecciones. Silencio absoluto. Negación del altavoz. Ante la incomparecencia, página en blanco.

— Oiga, es que a lo mejor anunciaba algo importante.

— Ya, pues en ese caso se mira el BOE de mañana. Que, además, tiene dos ventajas: responde a las mismas preguntas que Rajoy y, por lo menos, no miente.


_Nota: Por suerte, no es cosa de todos. Medios como InfoLibre deciden ser consecuentes con #SinPreguntasNoHayCobertura y no asisten a la farsa. Aquí les doy mi reconocimiento.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.