título
Todología con bigote
A veces las noches se pasan en blanco

A veces las noches se pasan en blanco.
El ajetreo del día, la planificación del siguiente, el presente, el pasado, el futuro incierto y el cierto, provocan que uno no quiera cerrar los ojos por evitar llevarse al sueño las agrietadas canciones de la jornada.
A veces paso las noches en blanco.
Y cuando eso sucede, abro el cine y procuro que inunde la estancia, el corto y estrecho espacio entre mis ojos bostezantes, la luz de detrás de la pantalla.
Suena la cítara de Anton Karas.
Asoman las calles de una Viena destruida.
Joseph Cotten asiste al entierro de su mejor amigo mientras se fija en unos enormes ojos checos que actúan como si supiesen hablar alemán, aunque en realidad sean italianos.
Bostezo, porque el sueño me ronda. Llama al portero de casa para burlarse de mí, nunca pasa del umbral en esas noches y se aleja riéndose.
Nunca pongo películas que no he visto cuando el insomnio acecha. Me da mucha rabia dormirme a la mitad y luego no saber cómo terminan, porque las escenas aparecen desordenadas en mi cabeza. El juguetón que se burla me abre los ojos de cuando en cuando y cambia de sitio los rollos.
Así que miro las de siempre, para no dejarme engañar por ese traidor.
Y entonces no duermo. Me quedo, una vez más, otra vez más, todas las que hagan falta, atrapado por el parpadeo del siguiente fotograma.
En mitad de la noche, me he convertido en Holly Martins y Harry Lime me está observando. Y sigue sonando la cítara.
Es una pantalla de ordenador, pero detrás de mí el ronroneo del proyector se escucha con toda nitidez.
Mis noches en blanco son un cine entre sábanas.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.