título
Todología con bigote
Les gusta esto.

La diputada había sido pillada en falta y en una situación muy desagradable. El periódico descubrió que tenía una cuenta en Facejarl bajo seudónimo, de la que nadie había sospechado y desde la que se dedicaba a lanzar mensajes fascistas y xenófobos, a cachondearse de los recientes despidos masivos en las fábricas de su circunscripción y a burlarse de los defectos físicos de varios de sus compañeros en el Congreso.

Pero cometió un error y atacó a uno de los jefazos; no de su partido, sino de los que ponen el dinero para las campañas, entre ellas la suya propia. En concreto, del que había hecho posible ese mitin en el pabellón municipal con las actuaciones del triunfito de moda, cuyo caché excedía con mucho el presupuesto de su candidatura, aunque eso sólo se supo después. La maquinaria se puso en marcha al instante y una investigación en la que las pruebas salieron con inusitada velocidada puso su nombre en el mapa en menos de dos días.

Interrogada exhaustivamente por la oposición y por sus propios correligionarios, subida en la tribuna a la vista de las cámaras, con la voz aflautada y tratando de contener las lágrimas, se limitó a decir que, dadas las circunstancias, presentaba su dimisión inmediata como parlamentaria y solicitaba la baja de su partido. Ni una palabra de disculpa salió de sus labios; era evidente que la decisión no la tomaba ella. El caso llegó a todos los medios de comunicación, fue portada de los informativos dominicales y durante semanas la diputada fue el blanco de las chanzas más salvajes en todas las redes sociales.

En las veinticuatro horas posteriores al hecho, Facejarl registró un número inusual de bajas. Trescientas cuarenta y nueve, para ser exactos.


(Inspirado en este Tweet y en las noticias ocurridas en España en el día de hoy).

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.