título
Todología con bigote
¿Y quien nos defiende de los periodistas sectarios? (XII)

Hoy les traigo dos perlitas de las de llorar (ver actualización al final). Voy a empezar con la que verdaderamente me ha cabreado hoy. El autor es un personaje, por así decirlo, con un currículum bastante impresionante, si hemos de creer todo lo que supone su página web y con el añadido de tener dos premios Emmy por su trabajo en emisoras estadounidenses de ámbito local1. Sin embargo, el currículum vitae, por brillante que sea, no exime de la idiotez y, a veces, esa idiotez sale a relucir en titulares como el de este artículo de opinión, escrito para Estrella Digital:

El clítoris de Bibiana.

Lo triste del caso es que el fondo del artículo es bueno, porque habla de gastos y subvenciones gubernamentales en proyectos a priori innecesarios, o bien proyectos que en tiempo de crisis no deberían estar entre los prioritarios a subvencionar. Y particulariza este hecho en un sólo ministerio, el de Igualdad, cuya titular es Bibiana Aído, que por lo que se ve comete dos crímenes: ser mujer y ser joven (lo de tener acento andaluz aún no lo tengo confirmado, pero todo se andará). Y mira que habrá motivos de sobra para criticarla, y no sólo a ella…

Señor Miguel Ángel “tengo dos Emmys” Rodríguez: ha metido usted la pata hasta el fondo, pero hasta el fondo lleno de mierda, además. Por mucha razón que pudiera usted tener en el artículo (lo cual también sería discutible), el titular que le pone es machista, chabacano, barato, lamentable, repugnante, indigno y además gilipollas. No sólo eso, encima es pretencioso, porque pretende un sentido de la ironía (o, je, del humor) del que carece y cuya finalidad, sospecho, es atraer a más lectores. No contento con ello, remata su artículo con la misma frase, como intentando justificar su uso del principio. ¿Le parece a usted que eso es hacer periodismo, señor Rodríguez? Le dan sus dos Emmys y su reluciente CV entendimiento suficiente para comprender que lo que ha hecho da, sencillamente, asco?

Y ahora métase sus premios por donde le quepan. Con titulares como ése, no valen absolutamente nada.

Actualización: Nacho Escolar explica en su último post en qué consiste el estudio sobre la estimulación del clítoris, y es algo bastante serio y bastante lejos de ser una chorrada. Para que los cavernarios queden en evidencia de nuevo.


La segunda perlita, cómo no, es de “El Mundo”:

TVE emite una serie de dibujos animados con un fuerte contenido antitaurino.

Hasta aquí nada anormal, si no fuese por el trasfondo ideológico que se le da a la noticia, presentándola como si dicha serie fuese una herramienta de adoctrinamiento:

Durante el resto del capítulo, los tres protagonistas comienzan a lanzar consignas antitaurinas: “Esto no es justo, obligan a Billy a luchar aunque él no quiera hacerlo. ¿Ha terminado ya la pelea? No, esto no está nada bien, ellos son muchos y Billy está ahí sólo. No quiere hacer daño al matador, a pesar de que él le está provocando. Es un toro muy pacífico, esto es demasiado”.

Vipo, Henry y Betty deciden tomar ‘cartas en el asunto’ y se lanzan al ruedo para agredir a los que simulan ser banderilleros – que se encuentran lanzando arena a los ojos del toro – logrando tirar al suelo a Fernando, bajo el clamor del público. El mensaje, es claro: “Lo conseguiste Billy, hoy tú eres el triunfador”.

Con esta emisión, TVE vuelve a ponerse en el ‘ojo del huracán’, taurinamente hablando.

Consignas es la palabra clave. ¿Consignas? ¿Porque la serie es una forma de educar a los niños contra un espectáculo esencialmente bárbaro y sangriento? Porque, con arte o sin él, es lo que es, ni más ni menos.

Pues ha estado todo el día (ya no) en la portada de la edición digital y ha generado cientos de comentarios… afortunadamente, y por lo que he aguantado a ver, la gran mayoría en apoyo de la serie y de lo que representa. Lo que no acabo de entender es la forma de haber dado la noticia y con qué fin se ha dado así. O sí lo entiendo, pero prefiero ignorarlo.2

En fin, que hoy ha sido un día regulero para el periodismo, igual que ayer lo fue para la política española. Pero de eso, si hay ganas, hablaremos otro día. Ahora, a desintoxicarse.


1 Hay que indicar, para ponerlo en su contexto, que en EEUU se entregan cientos de Emmys de este estilo, divididos por zonas o “Chapters” que se corresponden con regiones o Estados, y que cada categoría tiene varios premiados. Pero su mérito tiene, sí.

2 El mezclar los toros con la política no es nuevo: hace no mucho se aprobaba una moción en el Parlamento catalán para debatir la prohibición de las corridas de toros, y poco después, en el mismo sitio, otra para proteger la fiesta del toro embolao, ya saben, al que le ponen bolas en llamas en los cuernos. Sobran los comentarios.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.