título
Todología con bigote
Consideraciones del bombo

No, no me he quedado embarazado ni soy el nuevo percusionista de la banda de cornetas y tambores de San Tiburcio. Simplemente quería lanzar algunas cosas que se me ocurrieron hoy al rugir de los niños loterísticos y tras la explosión de júbilo consecuente en diversos puntos de Estepaís. Vaya por delante que este año sólo he jugado un décimo a medias, y sospecho que no ha tocado:

1. La lotería de navidad tiene cierto (bastante) olor a rancio; con todo, creo que es parte de su encanto. A la gente suele gustarle mucho la parafernalia y, al mismo tiempo, les cuesta bastante aceptar los cambios. Lo de las pesetas a euros fue inevitable, pero mientras la alfombra desteñida y las molduras antediluvianas permanezcan, da igual que pasemos de Joselito y Paulita a Brandon y Jessy. “¡¡Vintisincomíiiii-leuuuroooo!!”

2. Causa común en blogolandia es tratar de convencernos de que la lotería de navidad es un esquema piramidal comparable a las peores tretas de Madoff como banquero del Monopoly. Discrepo respetuosamente: en una pirámide se te prometen beneficios seguros hagas lo que hagas, mientras contribuyas sin parar a la estafa. Y dudo mucho, sinceramente, de que el que compra lotería no sea consciente de que puede que no le toque nada. Sobre todo después de tantos años en los que, efectivamente, no le ha tocado nada. Y, además, tenemos un año entero para quejarnos de esta supuesta pirámide entre loterías, quinielas, primitivas, bonolotos, cuhaches y betangüins. Lo de “avisarnos” a todos en navidad es por tocar los huevos ná más, ¿verdad?

3. No es esta lotería la que más dinero da, aunque posiblemente sí la que más repartido lo tiene. Esto tiene la ventaja de que puedes usar a esos reporteros que tienes repartidos por aquesta la madre patria y quitarles las telarañas durante unos minutos. Exactamente, lo que en el telediario tardan en decir “y ahora vamos a Torrentera de las Chivas, donde se han repartido dos series del quinto premio y tres pedreas revenías a los miembros de la peña de petanca de Santa Pasiflora”. Para cuando el pequeño saltamontes con micrófono ha entrado en antena, dan la noticia de que el Gordo ha caído en Madrid, y a partir de ahí ya no existe más España.

4. Brindemos con cava, que nos ha tocado. Yo sugeriría a los redactores de informativos que, por una vez, vayan a los que brinden con Cocacola o Don Simón, que se note que el premio no les mueve un ápice de su tacañería.

5. Lo importante es tener salú, y todos los chistes y frases hechas derivados de dicha aseveración, la menos sincera del año.

6. Twitter, intenné en general y pantallas electrónicas en las carreteras para anunciar el Gordo. ¿Y la DGT qué opina de que un coche se estrelle porque su conductor esté pendiente de las cinco cifras mágicas? Quisimos preguntarle a Pere Navarro, pero acababa de tener un accidente de tráfico, el neng.

7. A Rosa Márquez se le ha quedado tan repegado el tonillo continglé, que la narración del sorteo por la SER iba vestida de géneros de punto.

8. ¿Cómo es que no se ha hecho en la era moderna ninguna película española acerca de una pareja a quien le toca la lotería y de repente todo se vuelven problemas, pero al final sale todo bien y hay fuegos artificiales y escenas de infinita felicidad…? ¡Si no hace falta ni que salga Nicolas Cage!

9. El día que salga premiado el 00000 nos vamos a partir de risa.

10. Hacienda avisa: cuidado con los blanqueos de dinero. Si además actuaran contra ellos sería la repera. Sí, estoy pensando en el mismo oscuro señor de oscuras gafas que ustedes.

11. Que haya tocado el Gordo a los empleados de una agencia de Viajes Marsans ha conseguido que Díaz Ferrán quede aún más como el culo, si es que ello era posible. Las noticias de hoy demuestran que, efectivamente, era posible.

12. Y terminamos con una conocida: la prensa es de un irresponsable absoluto. ¿Es el Gordo la noticia del día? Seguramente, pues lo ha sido durante los últimos jododientos años. ¿Significa esto que debe ocupar portadas y titulares por doquier, enmascarando cualquier otra noticia que pudiera darse durante el día, incluso en las ediciones digitales? La lógica dictaría que no (ni siquiera el fúmbo ocupa tanto espacio); la realidad es que noticias gravísimas como ésta han quedado tan enterradas entre décimos y participaciones que, de no ser por los boletines de radio, ni nos habríamos dado cuenta de ellas.

13. Bola extra: ¿Se imaginan un sorteo de lotería realizado por John Woo y retransmitido por Carrusel Deportivo? No sé, es que se me acaba de ocurrir…

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.