título
Todología con bigote
Estirando la tarde del domingo

Llevo ya bastante tiempo sin anotar y no digamos sin subir fotos. Aunque tengo bastantes en la recámara, mi universalmente conocida vagancia provoca que se queden en las profundidades del ordenador pidiendo justicia. Y hay algunas que no están mal, se lo juro.
Sin embargo, el pasado domingo salí a dar un paseo y acabé tomando el tranvía para bajarme en Nymphenburg y darme una vuelta tardía por sus jardines antes de que el sol corriera a esconderse. Intencionadamente no llevé la cámara de fotos, pues ya del año pasado tenía un buen abanico de fotos y no quería distraerme de la tarea de no hacer nada, aparte de pasear.
Pero la luz de esa tarde de domingo tenía otros planes y no pude resistirme a sacar el móvil e intentar reflejarla dentro de lo limitado de las posibilidades de la lente. Unas pocas imágenes hice, sin duda poco espectaculares pero que comparten —creo yo— cierta intimidad para con la sencilla naturaleza que se desplegaba en los caminos del bosque, paralelos al borde del gran canal.
El resultado me gustó por lo simple, y también porque la luz de esa tarde era increíble y creo que fui capaz de captarla, al menos como la recuerdo. Aquí pueden ver las fotos de esa tarde, si lo desean, más dos de propina tomadas la noche anterior en Marienplatz y que parecen una postal cutre de tienda de souvenirs… pero que justo por eso tienen su encanto :-)
Las fotos, como siempre que las hago con el móvil, están sin tratar, es decir, lo que ven es lo que salió, sin retrucos.
Una muestra para abrir boca:

Privado

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.