título
Todología con bigote
Hojeando u ojeando

El pollo griposo: Díganme la verdad… ¿a nadie le ha extrañado que hayan empezado a aparecer, uno tras otro y con sospechosa continuidad, estos casos de posible contagio de gripe aviaria dentro del territorio Europeo? Hoy, Alemania, ayer Francia, anteayer Rumanía (estoy nombrando “a voleo”). De repente se habla de protocolos, actuaciones, cierre de granjas, prohibiciones… oigan, que conocemos a nuestros políticos demasiado bien como para saber que estas cosas no se preparan en 24 horas. Ya lo he mencionado alguna vez: las casualidades me las creo a medias. Por si acaso, abriguen a sus pollos.

OOOOOOOOPA!: Hombre, ahora resulta que Endesa le interesa a una gran empresa alemana y se cambian las tornas. El partido que decía que Endesa era “epañola cañí” y que cómo le íbamos a poner barretina se calla de repente y no le parece mal que el “Bratwurst” aparezca en los contadores de la luz. El gobierno que decía que la fusión iba a favorecer la competencia (Premio Nobel conjunto, ¡ya!) de repente se nos ha envuelto en la rojigualda y dice que Endesa es… ¿lo adivinan? ¡Sí, “epañola cañí”!
A mí me parece cojonudo si la alemana E·ON compra Endesa, sería la señal más clara de que todavía puede haber una competencia real en un mercado que es más bien limitado. Desde luego, dejar un monopolio de facto aprobando la fusión con Gas Natural es poco menos que dejarnos a oscuras y con las manos en alto. Pero la política no entiende de interruptores ni cortocircuitos. ¿Garantizarán la viabilidad y calidad del suministro, en cualquier caso? Soy muy conservador en esto: con la luz de la que dependemos no se debe jugar.

Estatut y Referéndum: Rajoy, tú ere tot-to. Años que lleva el PNV queriendo hacer un referéndum para preguntar justo lo que tú planteas, y vas y se lo pones en bandeja. Ahora, ¿cómo salimos de ésta? Supongamos que consigues cuatro millones de firmas, por dar una cifra (no, las de Pedro Picapiedra y Bill Gates que están en la web no valen, cachondo); supongamos que el Gobierno primero, el Parlamento después y el Rey, firmándolo, deciden darte esa oportunidad y convocan el referéndum. Supongamos, sólo por suponer, que en Cataluña, el País Vasco y—quién sabe, oigan—Cuscurita del Río Tirón te contestan con un “NO” rotundo. ¿Ahora qué?
¿Te das cuenta de la que acabas de liar por no querer seguir los cauces normales, legales y previstos por la Constitución? Anda, ve y dile a Rato que te explique para qué sirve y cómo se usa el Parlamento cuando no se tiene mayoría absoluta. Ve, ve.

Retenciones: Ni de orina ni de vehículos en la M-30 (a veces estas dos se dan simultáneamente, doy fe). Me refiero a la reciente aprobación por el Parlamento Europeo (sí, sí, se lo juro, tenemos uno) de la directiva sobre retención de datos telefónicos y de comunicaciones electrónicas, que obliga a los operadores a conservar estos datos, los suyos y los míos, por un período que oscila entre seis y 24 meses:

En cuanto al tipo de datos que se podrán retener, se incluyen los de números de teléfono de origen y destino, los nombres y direcciones de las personas que llaman y de aquéllas para las que están registradas los números de teléfono en el momento de la conexión, así como el servicio telefónico utilizado.

En el caso de los teléfonos móviles, se añade el identificador del equipo y para Internet las direcciones IP dinámica y estática asignadas por el proveedor de acceso a la conexión, el nombre y dirección del usuario y los datos sobre la hora, fecha y duración de una comunicación.

Durante el debate de la propuesta los eurodiputados añadieron al texto que también serán objeto de retención los datos referidos a la fecha y momento de activación de una tarjeta prepago.

Vamos, que “Gran Hermano” acaba de hacerse legal, y nos la va a meter doblada. Para luchar contra el terrorismo “y otros delitos graves”, dicen. Mamá, miedo.

Y ya está. Que paren el mundo un ratito, oigan, que marea.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.