título
Todología con bigote
Bien, Kimi. Bien, Alonso.

La justicia a veces es tuerta, pero otras tiene los ojos perfectamente vendados… además de unas piernas larguísimas e imponentes.

Ha ganado Kimi y nos hemos alegrado como si hubiera sido Alonso, y eso que realmente queríamos que ganara el asturiano. Pero la posible victoria de éste habría conllevado un regusto amargo, porque también habría sido una victoria para McLaren, que ha hecho todo lo posible para que el protegido de Ron Dennis ganase, apoyado entre bambalinas por la FIA de Max Mosley y por el dueño del gran circo, Bernie Ecclestone. Al final, para el que pierde, nada, porque de los segundos nadie se acuerda. Hamilton tiene por delante muchos años para ganar el campeonato del mundo; eso sí, a partir de ahora tendrá que currárselo mucho más (capacidad tiene, seguro).

Pero ganó Kimi. Alejado de batallas, de favoritismos y de frivolidades, él siguió haciendo su campeonato, ganando carreras y apuntando alto cuando era, a priori, el que peor tenía los números para proclamarse campeón. Por eso hoy ha sabido superar ese “gafe” que acarreaba como losa pesada y que le hacía romper motores día sí y día también. La recompensa es justa y tanto él como Ferrari han sacado petróleo de un equipo rival que ha causado con su comportamiento auténtica vergüenza ajena entre los aficionados al deporte, aunque la F-1 no tenga mucho de esto. Las trampas, las “ayudas” externas y la modificación a conveniencia de los reglamentos para favorecer siempre al mismo no han dado su fruto. No habrá campeón británico este año y Ron Dennis, si tuviera un mínimo de dignidad o de vergüenza, debería irse a casa por haber contribuido, directa y conscientemente, a este lamentable espectáculo.

Me alegro mucho por Kimi, creo que se lo merecía, no este año sino hace ya tiempo. Eso sí, sigo creyendo que el mejor piloto en activo es Alonso, con diferencia. Que después de todas las putadas que le han hecho este año llegue a la última carrera con opciones y durante 53 vueltas nada menos sea virtual campeón lo dice todo. Y no es pasión de madre :-)

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.