título
Todología con bigote
Microasesinatos de verano (V): Corta y pega

—Lamento decírselo—contaba el señor Notario con un tono de voz que aparentaba no lamentar nada—, pero tras estimar el juez la demanda de la familia Scandona, los poemas de su difunto marido han sido legalmente declarados como plagio.
Lisette se estremeció. Ese cabrón, pensó, en vez de dejarme forrada y deseable con las rentas de sus manuscritos “inéditos”, me convierte en la viuda de un sinvergüenza sin escrúpulos.
—Naturalmente, la ley establece que usted, en tanto que su viuda y representante de sus obras en vida, deberá asumir el montante de la demanda, costas incluidas, por supuesto.
Lisette no dijo nada al levantarse. Tampoco dijo nada al atravesar el portón corredero del despacho. En realidad no dijo nada en ningún momento del recorrido hasta su casa. Ni dijo nada mientras buscaba frenéticamente el frasquito de veneno semivacío que había enterrado junto a una de las encinas del interior de la finca. Necesitaba ese frasco, única prueba de su crimen. A fin de cuentas, se dijo, en la cárcel respetan más a los asesinos que a los morosos.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.