título
Todología con bigote
Meme negativo (o negatorio)

Éste me lo ha pasado K, la muy (@#$%?¿€&); bien, aquí iba una sarta de improperios pero como en el fondo me cae bien aunque ella no lo sepa, y dado que hace más de un año que puse el último meme, lo voy a contestar. Eso sí, hasta dentro de seis meses mínimo, ni uno mas, ¿ein?

Un libro que no pudiste terminar de leer: El museo de cera, de Jorge Edwards. Y mira que es pequeñito, pero a las cuarenta páginas o así y tras la enésima ida por los cerros de Úbeda, decidí que me estaban timando y lo cerré inmisericordemente. Con El manuscrito carmesí de Antonio Gala me pasó algo parecido a K, sólo que éste, en vez de no poder terminarlo, casi no lo puedo empezar. A la segunda o tercera página lo dejé por plasta.

Una película que te aburrió: Uffff… Normalmente, si me aburre una peli y la estoy viendo por televisión (emitida o en dvd), cambio de canal o apago el “parato”. Si nos atenemos a las que he ido a ver al cine, por tanto completas y sin salirme de la sala, diría que cualquiera de las tres de “El Señor de los Anillos”. O mejor, las tres juntas. Ah, y una cosa francesa espantosa llamada “Coquillés et crustacées” que pretendía ser una comedia de enredo y que resultó soporífera y deprimente, pero de lo mala que era. El caso es que si empiezo a hacer lista no paro, así que paro. Mejor, sí.

Una canción (o grupo) que detestas: Uffff (otra vez)... Bueno, digamos una de cada. Canción que no soporto, entre otras muchas, el “More than words” de Extreme. TODOS (sí, estoy gritando), pero TODOS (sigo gritando) mis amigos con guitarra se empeñaban en aprender a tocarla. Y lo que hacían era tocar(me) las pelotas, con perdón (ya no grito). Grupo que me revienta, me chirría, me subleva: Jarabe de Palo , El Canto del Loco, Amaral y, oh sí, los sobrevaloradísimos Presuntos Implicados. En los dos últimos casos es que no soporto las voces, no puedo, es superior a mí... AAAAAAAARGH.

Un anuncio que te convenció para no comprar el producto: Coincido nuevamente con K en lo de Direct Seguros, en cualquiera de sus modalidades (TV y radio, en particular esta última). Y cualquiera que en internet salga en un pop-up (véase)

Un personaje público a quien muchos admiran y tú no entiendes por qué: Yo mismo :-P Ahora en serio, si partimos de la base de que los políticos no son personajes admirados (salvo por sus fans irredentos, y eso no cuenta), y que lo mismo podría aplicarse a los periodistas tele/radiopredicadores, la verdad es que no se me ocurre nadie en este momento. Maradona, quizá.

Y a quién se lo paso… pues a nadie, que aún les caigo bien. Bueno, en todo caso a Jaime, por la curiosidad. El que quiera puede dejar los suyos en los comentarios, que no soy tan esaborío como K (ji,ji,ji).

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.