título
Todología con bigote
El Pozo

De niño veía ese pozo de brocal de ladrillo y tapa de latón verde,
al que nuestros padres, de lejos, y el guarda, de cerca, nos prohibían acercar.
¡Cuidado con el pozo!, decían, y lo mirábamos con respeto casi reverencial.
Nunca lo vimos abierto, nunca intentamos siquiera levantar esa tapa,
que a ojos de cinco años tan pesada e imposible parecía.
Mínimos momentos de rebelde con pantalones cortos, casi hasta el borde
poniéndonos de puntillas sin pretender alcanzarlo,
desafiando al pozo, pero sobre todo desafiando al guarda.
Un desafío corto y sin futuro
— salíamos corriendo apenas nos chillaba —
pero siempre quise ver más allá del verde latón,
hacer eco con mi voz hacia la negrura del agua,
asomar la cabeza buscando el tesoro de los cuentos
en los que los pozos nunca eran temibles.
Aún hoy al pasar junto a un pozo no puedo evitar acercarme,
aunque la voz del guarda sigue sonando en mis oídos cuando me quiero asomar.
Seguro que trata de impedirme ver el otro extremo del mundo.
Seguro.

Manuel Haj-Saleh, 2007. Permitida su reproducción citando al autor.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.