título
Todología con bigote
La máquina está rota

En el caso del desahucio de Carmen, la señora de ochenta y cinco años cuya imagen desconsolada ha llegado incluso a la prensa extranjera, hay tantas cosas mal que no sé por dónde empezar a romperlas. Un tipo que pide un préstamo poniendo como aval el piso de su anciana madre, sin decírselo. El préstamo lo contrata con un particular al que no le duelen prendas en aceptar semejante garantía. El interés, de acuerdo con las cifras que se dan en la prensa, se podía considerar como usura (sacada del Código Penal por un gobierno del PSOE, por cierto). Se ejecutó la hipoteca y apareció una docena de policías en siete lecheras para sacar a la mujer de la casa en la que ha vivido durante cincuenta años. Para cerrar el drama, el Rayo Vallecano (la señora vivía en el barrio de Vallecas) anuncia que pagarán a Carmen el alquiler de un piso durante lo que le reste de vida, en un gesto que ciertamente les honra, pero que a la vez plantea una foto terrible: la de una administración incapaz de resolver estas situaciones —de hecho, incluso propiciándolas—, abocando a las personas a depender de la caridad de quien tenga a bien ofrecerla.

Yo no sé a ustedes, pero a mí no son solo las fotos del desahucio de Carmen las que me revuelven el estómago.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.