título
Todología con bigote
Ideas sueltas #27

Ciento cincuenta y cuatro
La vida del Buscón llamado Francisco Nicolás de Tormes, y de sus fortunas y adversidades. Cada día los medios nos crean un pedacito más del personaje que va a acabar suplantando a la persona. Los escenarios ya los construyeron, ahora andan colocándole a los secundarios y pronto, imagino, nos proporcionarán el hilo completo de la historia. El problema que le veo es que está todo muy bien encajado. Demasiado bien, de hecho; tanto, que no me quito de la cabeza el que pueda haber gato encerrado tras toda esta novela de pícaros. Y un gato bien gordo.

Ciento cincuenta y cinco
Me gusta mucho la serie documental The Story of Film, pero no soy capaz de ver más de dos episodios seguidos porque no soporto la locución de Mark Cousins, creador y narrador. Si tuviera la opción de hacerlo, la doblaría yo mismo con tal de ponerle otra voz. Aun así, la recomiendo, se aprende muchísimo.

Ciento cincuenta y seis
Otro día de clásico del fúmbo en la tele. El Betis le gana 3 a 2 al Recreativo de Huelva.

Ciento cincuenta y siete
En el Partido Popular (lo siento, vuelvo a la política) han decidido huir hacia adelante: Er Mariano dice que son ellos los que están sacando sus propios escándalos de corrupción y que la gente está indignada. La Mariloles, que el partido está “escandalizado”. Eso sí, sobre los tres cuartos de millón de euros en negro que, según el instructor, se usaron para amueblar la planta baja del edificio de Génova,13 (tiene siete), creo que no se han extendido mucho, pero se comenta en los mentideros que IKEA ya está pidiendo licencia para instalar una tienda en la misma Plaza de Colón, por si acaso.

Ciento cincuenta y ocho
Abundando en el tema, en el diario Levante-EMV han encontrado a un pepero sincero, que dice las cosas bien claras: Hay que hacer algo porque si no perdemos 8.000 carguitos que se van a ir al enemigo. La vocación de servicio es lo que tiene, que si no te puedes servir, para qué te vas a presentar.

Ciento cincuenta y nueve
Sigo leyendo (a trozos) la extensa biografía de Henry Morton Stanley escrita por Tim Jeal y estoy ahora en el período posterior a su primer recorrido por el río Congo, cuando las potencias occidentales comienzan a ocupar la zona y establecer protectorados. Es interesante, porque la descripción que Jeal y el propio Stanley hacen de aquellos tiempos se parece en mucho al colonialismo comercial actual, aunque ahora basta con controlar la producción y distribución sin necesidad de establecer un dominio “formal” de pertenencia a la metrópoli. De hecho, las grandes empresas multinacionales han asumido el papel de las naciones blancas en ese proceso, y sus prácticas actuales recuerdan mucho a aquella época victoriana, precisamente. La mayor diferencia es la presencia de dos actores nuevos, China e India, en este escenario, por lo que su desarrollo y consecuencias pueden ser mucho más explosivas de lo que ya eran entonces.

Ciento sesenta
Que esta noche se resintoniza la hora y se retrasa la TDT. No, no es una errata.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.