título
Todología con bigote
Ideas sueltas #26

Ciento cuarenta y nueve
España será miembro del Consejo de Seguridad de la ONU durante los próximos dos años. Como la diplomacia no es gratis, me pregunto cómo de alto habrá sido el precio. Teniendo en cuenta la exitosa política exterior española en todos los frentes (incluyendo los deportivos), sospecho que habrá costado un güebo.

Ciento cincuenta
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid se disculpa en la Asamblea con Teresa Romero, pero ni dimite ni lo cesan. El concejal del distrito madrileño de Hortaleza echa a una alto cargo por haber sido madre. Botella le “riñe” en público, pero ni le despoja de competencias ni él dimite. Asumir o exigir responsabilidades es para los pobres, que los ricos aún tienen que recoger beneficios.

Ciento cincuenta y una
El juez Andréu, a petición del fiscal, impone dieciséis millones de euros de fianza civil a Miguel Blesa y tres millones a Rodrigo Rato. Al parecer, sus explicaciones de que no sabían qué debía tributar y qué no han resultado… poco convincentes, viniendo del exdirector del FMI y del expresidente de una caja de ahorros. Manías de gente que lleva puñetas por costumbre. Ahora, yo no apostaría dinero a que alguno de los dos imputados cayese antes que el juez.

Ciento cincuenta y dos
A la puerta del juhgao, mare, había un grupo de víctimas (prefiero llamarles así antes que “afectados”, que no describe la magnitud de la villanía que se les hizo) de las preferentes de CajaMadrid/Bankia, abucheando y lanzándoles sapos y culebras verbales a los dos mentecatos del párrafo anterior. Gritan y patalean, ya que no les permiten hacer otra cosa más efectiva. Para mí la frase de una de esas víctimas resume perfectamente todo este horror: “Perdí 125.000 euros, los ahorros de mi vida, en esta estafa. Ese dinero se lo gastaron estos señores en un sólo día. ¿Y saben en qué? ¡En vicio!” A ver si los expertos son capaces de hacer un análisis mejor y en menos palabras.

Ciento cincuenta y tres
La nueva edición del DRAE, como siempre, arrastra polémica sobre lo que se incluye y lo que se ignora. A mí en general me resbala, porque soy partidario de incluir cuantas más cosas mejor, pero para eso están los diccionarios de uso común. De pequeño me frustraba muchísimo no encontrar algún término en el VOX o en el ITER Sopena de mi compañero de banca, a pesar de que lo usáramos todos los días. Lo que sí me molestan son los intentos de incluir escrituras absurdas para castellanizar palabras contra su uso corriente (el famoso y ya apaleado “cederrón”). Por eso lo de “amigovio”, que suena a que la abuela de uno de los académicos le acollejó con intensidad 7 Richter al ver que iba a incluir “follamigo”, me parece razón suficiente para patear el nuevo diccionario durante un par de minutos.



Todas las ideas sueltas que se han perdido por el blog este año pueden encontrarse aquí o pulsando en el enlace a la categoría al final de cada post.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.