título
Todología con bigote
Ideas sueltas #25

Ciento cuarenta y dos
Y seguimos con el Anamatogedón, que escribe hoy otro capítulo más del descontrol, la incompetencia y, en una palabra, la estupidez de la ministra del ramo. Decisiones improvisadas, protocolos que cambian de un minuto al siguiente, perretes como chivos expiatorios para distraer la atención, mentira tras embuste tras mentira, y España ya en los titulares de los noticiosos europeos, y no por su sol ni por su fúmbo. Cargarse el prestigio de la Sanidad española era algo al alcance de muy pocos, pero hacerlo como lo ha hecho Ana Mato, en un tiempo récord, merece la medalla de corcho para su cabeza de alcornoque.

Ciento cuarenta y tres
Y, como no podía faltar, la ayuda de la prensa adicta, esta vez en ese panfleto golpista (la expresión no es mía, pero mola) llamado ABC que se ha apresurado a echar la culpa a la auxiliar de enfermería infectada por el virus. Una vez más, Bieito Rubido demuestra que no importa la gravedad de un asunto ni lo importante que es que se gestione bien, que él siempre podra rebasar los límites del putoasquismo (ya suficientemente bajos y mugrientos) con tal de echarle un cable a su partido.

Ciento cuarenta y cuatro
El cuadrado de doce.

Ciento cuarenta y cinco
Cambio de tema. Me pasa un lector llamado Isaac Reyes este artículo suyo, bastante desaforado, pero que plantea un debate interesante: ¿Es posible que la clase social —el dinero— funcione de barrera para poder convertirse en creador artístico, cinematográfico en este caso? Recomiendo su lectura: Escoria.

Ciento cuarenta y seis
En el obispado de Córdoba, como ya sabemos, piensan que el séptimo mandamiento de la ley de dios es puramente orientativo. Pero aquí se les ha ido un poco la mano. Está por ver si el alcalde meapilas de turno hará algo por revertir la situación, o… o lo de siempre en esa ciudad.

Ciento cuarenta y siete
Mi lectura actual es El juicio a Henry Kissinger, de Christopher Hitchens. El que piense que los cables de Wikileaks son exagerados, que se vayan leyendo esto, muy documentado y que explica muy bien decisiones políticas de hace cuarenta años y sus consecuencias actuales. Todo a partir de la psicopatía de un solo hombre, o casi.

Ciento cuarenta y ocho
Hoy presentaba mi hermano, en el marco del Festival Internacional de Sitges, dos nuevos títulos de la colección de novela pulp que dirige, Memento Mori. Los nuevos libros son La escuela nocturna, de Noel Ceballos y Una bala a dios y otra al diablo, de *Guillermo Zapata. Si aún no leyeron los dos primeros, los pueden adquirir pinchando en el enlace, que cuestan una bagatela.
Comprenderán este orgullo que me sube y que me baja cuando escribo estas cosas.



Todas las ideas sueltas que se han perdido por el blog este año pueden encontrarse aquí o pulsando en el enlace a la categoría al final de cada post.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.