título
Todología con bigote
¡ESA LENGUA!

Un post breve con un grito desgarrado. Acabo de encontrarme en la web de uno de los principales medios de comunicación del país un texto tan mal escrito que creo que me ha salido un sarpullido en el nervio óptico. En sólo seis párrafos —incluyendo la entradilla— de apenas tres líneas cada uno he cosechado cinco comas criminales, al menos tres fallos de concordancia y la falta de un verbo en una de las oraciones. ¡Que falta un verbo, cojona!

Me da igual que sea verano y las redacciones estén bajo mínimos. Me dan igual las prisas y premuras para la entrega, aunque dudo mucho que para esto haya habido prisa alguna, ya que la noticia no era precisamente de las urgentes. Y, sobre todo, me da lo mismo que el que escriba esto sea un becario o un profesional con veinte años de experiencia. Ser becario, por cierto, no es una excusa, es una responsabilidad, y perdónenme la frase hecha. Señor redactor, señora redactora: trabaja usted en un oficio en el que una de sus obligaciones es ESCRIBIR CORRECTAMENTE lo que tenga que contar. Asumo que se ha chupado o se está chupando una carrera donde lo que hace es, principalmente, redactar noticias. Eso implica que, además, tiene una responsabilidad en el cuidado y el mimo de la herramienta principal de su trabajo: el idioma.

¡Hágame usted el favor de no destrozarlo, que recomponerlo luego cuesta una vida!

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.