título
Todología con bigote
Ideas Sueltas #20

Ciento trece
El gobierno propone comer más fruta y se dedicará —dice— a la promoción de este hábito de consumo para ayudar a los agricultores nacionales afectados por el bloqueo ruso a las importaciones desde la UE. Dejando aparte la idiotez de la ministra, es interesante observar las reacciones de los gobiernos occidentales a un hecho con el que deberíamos contar siempre: el que a raíz de tensiones políticas e incluso militares se desencadene una guerra comercial que o bien nos priva de productos esenciales como el petróleo, el gas o incluso el agua, o bien nos impide vender los nuestros, trastocando por transitividad toda una política económica. Y cuando pasa, la cruda realidad sale a la luz: a nadie se le ocurrió que fuese necesario un plan “B”. Desde luego, no al gobierno español ni al PP, caracterizado desde siempre por su cortoplacismo.

Ciento catorce
El otro día me preguntaba en un micropost si no estaríamos viviendo ya una tercera guerra mundial que, por cotidiana, se nos hace casi invisible. Pero lo cierto es que desde los años cincuenta el concepto “guerra mundial” carece de sentido, puesto que prácticamente en todos los conflictos que han saltado en el mundo desde entonces, aparte de las facciones locales enfrentadas están implicadas otras potencias que dirimen sus disputas a través de terceros países, sin mancharse demasiado los dedos o, como demostraron Corea, Vietnam o, más recientemente, Afganistán e Iraq, llenándose de mierda hasta el corvejón. En la era de la OTAN como policía de Occidente, de la efervescente ascensión China (que, entre otras cosas, ha tenido el efecto de despertar el obligadamente dormido belicismo japonés), del resurgimiento de una Rusia conquistadora para tapar sus problemas económicos (recordando cada vez más a la Alemania del III Reich) y de la multiplicidad de ejércitos islámicos que se viene dando en Oriente Medio desde que un tal Saddam Hussein decidiera invadir un emirato que hasta entonces no importaba un comino a nadie, nos encontramos en un estado de guerra permanente que a los europeos aún nos queda lejos (incluso de la cercana Yugoslavia nos desentendimos cuando el polvorín explotó), pero que da la sensación de que en algún momento se nos arrastrará hacia dentro sin podernos resistir. Qué pasará entonces nadie lo sabe, pues la Historia sólo se escribe a posteriori, con todas las piezas sobre la mesa.

Ciento quince
Derivado de lo anterior está el tratamiento de la información y nuestra percepción sobre ésta: Cada vez nos enteramos más y con más detalle de lo que pasa en el mundo. Pero del aumento de la información también se deriva el aumento de la manipulación. Conocemos más, pero somos más desconfiados y, a la larga, ambos hechos se neutralizan.

Ciento dieciséis
Agosto es el equivalente en meses al domingo en la semana. Es un mes donde mucha gente está de vacaciones y las ciudades, si no se paran, sí que se frenan a lo bestia. Para los que decidimos coger el descanso en septiembre, es un mes para observar.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.