título
Todología con bigote
Breves (y II)

Operación Malaya : Con tanta operación, esto empieza a parecerse peligrosamente a un quirófano para mala uva. Algo similar a lo dicho respecto al ciclismo sería aplicable aquí, esto es, vamos a esperar que los jueces tengan lo que hay que tener para llegar al fondo de la cuestión. De momento, ya hay varias capitales de provincia afectadas y, si somos consecuentes, no habría casi municipio que se salvara. De una cosa estoy cada vez más convencido: las competencias urbanísticas han de revertir al Estado o, como mucho, a las autonomías. Seguirán robando, pero al menos estarán más localizados, porque lo de ahora es para echarse a temblar.
La primera vez que oí hablar de Rafael Gómez fue al comenzar la carrera, hace más de una década, a unos compañeros de Córdoba. Tuvimos la típica discusión de si pagábamos muchos o pocos impuestos y si esos impuestos se encaminaban bien o no. Y salió el famoso “Sandokán”. Me sorprendía que estos chicos, votantes convencidos de Izquierda Unida, hablaban de este elemento con verdadera admiración, utilizando las típicas y trilladas frases de “da mucho trabajo”, “crea mucha riqueza” y, al mismo tiempo, hablaban sin tapujos de cómo se burlaba del fisco. Yo no entendía entonces por qué se quejaban de que pagaban muchos impuestos si precisamente es por gente como Gómez por lo que el Estado deja de ingresar lo que nos corresponde a todos. Pero así eran las cosas… más curioso aún es que se trata de una camada de individuos a los que todo el mundo conoce (como en su día pasaba con Jesús Gil) y cuyos trapicheos son vox pópuli. Es lo de siempre, en realidad: mientras existe sensación de impunidad, muchas veces justificada, semejantes chanchullos seguirán siendo el pan nuestro de cada día. Del tal Fidel San Román se sabe que, además de ser un presunto chorizo, es uno de los más favorecidos por Perancitaguirre. La susodicha, como siempre, no sabe/no contesta.

Aznar el pluriempleado: Y es que la derecha de este país acabó perfectamente representada por el señor del bigote. Aquellos que se presentaron como azote de corruptos no aceptan que los corruptos puedan ser ellos. Aznar declara que “en ningún momento hubo incompatibilidad”, pero claro… eso es así exclusivamente porque él lo dice y lo que él dice va a misa, ya que ni se molestó en declarar las actividades de su empresa a la comisión evaluadora correspondiente. Es lo que tiene cuando vives convencido de que la razón siempre está de tu parte. Ah, y el que diga lo contrario es un miserable, ya lo saben. Más divertido aún… ¿dónde están aquellos famosos “periodistas de investigación” que tan a destajo curraron cuando se trataba de desalojar al PSOE del gobierno? Porque material hay, lo que pasa es que si no hay voluntad no se investiga. ¿Quién investiga al investigador? No es difícil continuar el trabalenguas.

Opá...: Pues dos semifinalistas habemus, uno por penaltis y el otro jugando fatal y goleando. ¿Brasil y Portugal? No, Alemania e Italia, ya que los otros dos jugarán el sábado. Yo que me estaba reconciliando con el fúmbo al principio de este mundial, con partidos realmente emocionantes, me doy cuenta de que los equipos favoritos han ido de más a menos (a muchísimo menos) conforme ha ido avanzando el torneo. Si esto sigue así, la final será de auténtico racaneo. Lo que ya es seguro es que este año el trofeo no hablará español. Ya veremos si se apunta de nuevo al portugués. El “plan maestro” de la FIFA (qué filfa) requiere un Alemania-Brasil en la final, así que vayan poniéndose guapos.

Y me dejo en el tintero mil cosas más: que la Niña Sole ya no quiere ser francesa, digo alcaldesa (de Sevilla), no vaya a ser que vuelva a perder y tenga que decir eso de “trabajaré para Sevilla desde la oposición”, porque como esta vez no van a llamarla para la vicepresidencia tercera del Congreso iba a tener que ponerse de verdad. Que las elecciones a la presidencia del Real Madrid están poniendo de manifiesto que “constructor” y “chorizo” empiezan a ser sinónimos y, además, empiezan a absorber a “sinvergüenza”; a los aficionados: a estas alturas nadie pone su dinero para ser presidente de un clú de fúmbo por amor a los colores (bueno, sí, a uno: el morado de los de 500 €). Que sigue habiendo horteras en el AVE empeñados en que todo el vagón se entere de sus conversaciones, al parecer mucho más interesantes que la película (hoy he aprendido que los pisos superiores se apuntalan mucho más que los inferiores, pero no supe si hablaba de un edificio de esos que se caen o de una tarta de bodas). Y que ahora que empiezo la jornada intensiva espero tener más tiempo para escribir y mucho más tiempo para leer, a ver si consigo que el cerebro no se me reblandezca con el calor.

Necesito unas vacaciones…

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.