título
Todología con bigote
Hinteleztualec™


intelectual.

(Del lat. intellectuālis).

1. adj. Perteneciente o relativo al entendimiento.

2. adj. Espiritual, incorporal.

3. adj. Dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y las letras. Político intelectual. Apl. a pers., u. m. c. s.


Diccionario de la Real Academia Española (Fuente)

Hacer un manifiesto con intelectuales es algo que viste mucho y da prestigio, dicen. Cuando se hace con hinteleztualec™, la cosa cambia. Y es que entonces se suele hacer una lista de individuos con cierto bagaje cultural o que han destacado en algún momento públicamente (no necesariamente para bien), pero cuya luz (los que la tuvieron) hace tiempo que se fue marchitando y a los que el seso sólo les funciona a estas alturas a medio gas. El manifiesto Libres e Iguales, auspiciado por una serie de personas con una extraña idea de la libertad y la igualdad y una lista de prioridades bastante pintoresca, se ha publicado hoy para exigir (empezamos bien con las libertades), básicamente, que un conjunto de ciudadanos no pueda decidir sobre su futuro si no es con el consenso de otro conjunto de ciudadanos mayor cuya opinión, al parecer, es más importante (y seguimos mejor con las igualdades).

El hinteleztual™ es una persona dedicada a escribir enunciados los más rebuscados posible, en los cuales establecerá unas líneas maestras de “locaycacé”, una hoja de ruta para que se haga “comodióhmanda” y terminará prometiendo que “estotelorreglollóndospatás”. Siempre y cuando le hagas caso, claro. O casito, que es lo que suelen buscar.

Los partidos políticos son muy dados a emplear hinteleztualec™ para dar una pátina de seriedad a algunas propuestas que, sin el apoyo explícito de éstos, se quedarían en chorradas sin sentido y, con dicho apoyo se transforman en…

Como íbamos diciendo, los partidos políticos suelen utilizar la hinteleztualidac™ como medio de hacer llegar a la ciudadanía unas ideas proveyéndolas de un soporte de pensamiento. Lo que en lenguaje filosófico se conoce como argumento de autoridad y en jerga política se traduce por la más castiza expresión “tontos útiles”. En este caso el manifiesto (que no enlazo por higiene mental) (qué coño, disfruten como he disfrutado yo, lean) comienza con una única frase separada del resto y en negrita, para que sepan que ESO es importante:

España vive un momento crítico.

Coño, piensa uno, aquí me van a denunciar cosas como el alto índice de paro, la precariedad laboral cada vez más acentuada, la evasión de impuestos y capitales por parte de empresas y millonarios. O incluso la ley mordaza, oye, que hasta la hinteleztualidac™ se podría ver aceptada. ¡Es verdad, la situación es crítica, a ver esa denuncia, esa protesta, esa VOZ DEL HINTELEZTO !

Pues no. Resulta que España vive un momento crítico, perdón, un momento crítico porque:

El secesionismo catalán pretende romper la convivencia entre los españoles y destruir su más valioso patrimonio: la condición de ciudadanos libres e iguales. El nacionalismo antepone la identidad a la ciudadanía, los derechos míticos de un territorio a los derechos fundamentales de las personas, el egoísmo a la solidaridad. Desprecia el pluralismo social y político, y cuando trata de establecer fronteras interiores arrincona como extranjeros en su propio país a un abrumador número de ciudadanos.

Ajá. No, oye, si lo veo. Este razonamiento se parece en realidad mucho al que iba contra el matrimonio homosexual, que decía que si dos gays o dos lesbianas se casaban, una pareja de guardias civiles inmediatamente llamaba a la puerta de un matrimonio católico y de bien, a él le pegaban una patada en los huevos y a ella le rajaban un pecho. Ah, ¿que no era eso? Pues es que todavía nadie fue capaz de explicarme cómo una cosa conllevaba la destrucción de la otra. Aquí volvemos a lo mismo, ¿no?

O igual no, en realidad creo que con la segunda frase hablaban de la valla de Melilla o las redadas policiales en Príncipe Pío según que salga alguien con pinta de moro (¡o de negro!) o un español blanco católico y de bien; o de los CIE, esos hoteles para “no ciudadanos”; o de las retenciones injustificadas en Barajas por un quítame allá esta carta. O, si nos vamos a la tercera frase, convencido ando de que hablan de las propuestas de reforma electoral que falsean o recortan la representación ciudadana. Que lo mismo el pluralismo social se refiere a la partición y venta del Estado por piezas. Que sí, fijo que es eso. Lo que pasa es que estos hinteleztualec™ no se explican bien cuando hablan de nacionalismo.

O quizás… A ver si de lo que estamos hablando en realidad es de un momento cítrico. Porque a mí se me ha quedao cara de morder limones al leer, más adelante, este impresionante adagio:

Reclamamos al Estado que aplique toda la ley y advierta con claridad de las consecuencias de violarla. Ninguna infracción debe quedar impune y ninguna sentencia puede ser desacatada.

Estoy seguro de que nuestros hinteleztualec™ saben que al hablar de “El Estado” están refiriéndose al gobierno, porque “El Estado”, abstractamente, poco puede hacer y no atiende reclamaciones. Y si hablamos del gobierno, probablemente nuestros hinteleztualec™ no desconozcan que el partido que gobierna es el partido español (¡MUY ESPAÑOL!) que más se salta la ley (o la cambia a conveniencia), más infracciones deja impunes y menos sentencias acata. Pero claro, como yo no soy hinteleztual™, no soy capaz, NO PUEDO ENTENDER, que eso no tiene nada que ver con el momento críptico que atraviesa España:

3. Alcanzar un pacto público, solemne y conciso que establezca un compromiso transversal de unidad de acción frente al secesionismo y garantice la decisión de someter al referendo común cualquier alteración de las bases constitucionales.

Transversal es un adjetivo cojonudo. Sólo los verdaderos hinteleztualec™ son capaces de usarlo correctamente. Un compromiso transversal. Un partido de ideología transversal. Una palangana transversal. Una berenjena transversal. The long and winding road transversal. Y así.

Y poco más hay, que el trabajo de pensar fuerte es muy cansado. La cosa termina con una petición a los ciudadanos (¡hombre, casi se les olvidan!) para que denunciemos por ahí que TODO MAL, que la secesión es caca y que cómo vamos a preguntarle a la gente lo que quiere ser… ¿¿¿Y si contestan???

Y más abajo aparece la lista de los cincuenta primeros firmantes, es decir, los hinteleztualec™ de primera división (en un enlace aparte, los de regional preferente). Entre ellos encontramos a varios estómagos agradecidos, antiguos dirigentes sindicalistas que ahora forman la cuota de pana de FAES, políticos y políticas pertenecientes a la propia FAES —eso sí, poniendo su título universitario para que se destaque la hinteleztualidac™—, escritores, filósofos, diplomáticos, juristas, y también borrachos profesionales, übercuñaos e incluso una presidenta de asociación de víctimas (que se ve que eso es ahora una profesión, porque no dice más) para incluir el toque dramático a ese momento acrílico que vive España.

Y aún más abajo aparece un número de cuenta para que la gente done. Supongo que para difundir el manifiesto, lo que es bastante cachondo teniendo en cuenta que la mayoría de abajofirmantes dispone de púlpitos en prácticamente todos los medios de comunicación para decir lo que les venga en gana. Al contrario que la mayoría de los ciudadanos, que cuando quieren protestar por lo que verdaderamente les afecta acaban molidos a palos, primero, o encerrados en la cárcel, después, mientras que estos mismos hinteleztualec™ se dedican a afearles su conducta. ¿Ya has votao, antiespañol? Pos te jodes y bailas al ritmo de esta música tan bonita y tan azul. Ah, y dame dinero.

No se engañen, si es que llegaron a engañarse: A esta gente España mayormente se la suda. Es gente a quienes no les importan los ciudadanos (ni siquiera los españoles) un carajo, con perdón. Gente que lleva años viviendo de arrimar la cebolleta al partido más conveniente, cuando no de militar directamente en él, para después dedicarse a vivir de una superioridad moral que ellos mismos se han otorgado sin consultar con nadie. Gente que cuando les preguntas cuáles son los principales problemas del país sólo conocen el punto único del orden del día: España se rompe. Lo demás, para ellos es accesorio, innecesario o directamente inexistente. Gente que se llena la boca con palabras como libertad o igualdad, cuando reniegan de lo uno y de lo otro pretendiendo, además, que no nos demos cuenta. Gente que pone el grito en el cielo porque alguien pide que se haga una simple consulta para saber qué piensan los ciudadanos, pero callan como los serviles cortesanos que son a la hora de denunciar a los verdaderos ladrones de la democracia, de las libertades y de la igualdad.

Esa es la España que quieren, en la que están a gusto y pueden vomitar manifiestos y exigir que te pongan firme a cualquier precio si se te ocurre quejarte o pedir que te pregunten. Porque ser hinteleztual™ o incluso intelectual a secas, no exime de ser un idiota.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.