título
Todología con bigote
Goodbye, Mr. Matthews

Permítanme rendir homenaje hoy a un hombre, un actor, que fue famoso fuera de su país por razones muy distintas a las que lo fue en su casa.

Mr. Francis Matthews fue un actor británico de cine y televisión que trabajó en producciones de diferente factura y alcance más bien limitado, si bien el papel que lo hizo famoso fue uno en el que no salía en pantalla: el Capitán Escarlata en la serie de la BBC del mismo título; un serial de aventuras hecho con marionetas, al estilo de los Thunderbirds, y a cuyo personaje principal Mr. Matthews prestó su voz modulándola al estilo de Cary Grant. Francis Matthews también tenía un físico muy característico: su cara alargada, de rasgos afilados y ojos saltones, junto a un ríctus de media sonrisa que exhibía con frecuencia, le daba esa presencia de “auténtico inglés” que sólo consiguen ciertos intérpretes de aquellas tierras, como el inolvidable Patrick Macnee. Aunque Mr. Matthews raramente apareció con traje de chaqueta, bastón y bombín, no cabe duda de que su aspecto y actitud le conformaban como indudable súbdito de Su Graciosa Majestad.

Pero en España, al menos para los que ya dejamos atrás cierta edad, Francis Matthews siempre será el profesor Francis Matthews, el hombre “del” Follow Me, aquel curso de inglés de la BBC por episodios que emitían por la segunda cadena (entonces aún no se llamaba La 2) a eso de las siete de la tarde, justo después del programa de gimnasia de Eva Nasarre. Con la merienda recién terminada, los chavales empollones (al menos) nos quedábamos mirando fijamente e intentando pronunciar despacito las frases y expresiones que Mr. Matthews, junto con otro grupo de actores puramente “bebeceros” nos enseñaban. Las lecciones venían envueltas en una suerte de sketches más o menos cómicos, canciones que hoy darían bastante risa pero que nos sirvieron para aprender los números, el alfabeto y los pronombres, y miniseries de misterio de las cuales, a pesar de nuestros esfuerzos, no lográbamos entender la mitad de la mitad.

Pero probablemente lo que más identificaba “al” Follow Me y al profesor Francis Matthews, por encima de verbos, frases hechas o listas de pronombres, era esta presentación, que llegó a convertirse casi en autoparódica y que durante mucho tiempo estuvo funcionando como lo que hoy calificaríamos de meme. Esa presentación, para mí y mucha más gente ya mítica, iba así: (a partir de 0:56)

No llegué a ver la serie entera, porque mi afán por aprender inglés me llevaba a usar otros métodos a la vez y, al final, aprender por la tele se me hacía muy lento. Pero Francis Matthews fue durante un tiempo uno de mis “profesores”, simplemente porque era divertido verlo hablar en ese inglés irreal y maravilloso de la BBC. Mr. Matthews falleció hace un par de días a la edad de 86 años, y me ha parecido justo dedicarle aquí un par de líneas.

Goodbye, Mr. Matthews. And, wherever you might be, thank you.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.