título
Todología con bigote
Celtiberia con bigote: A fala da selva

Dejamos por un ratito ese contenedor (o vertedero, ustedes deciden) de celtiberismos en que se ha convertido la abdicación de rey y la consiguiente derrama monárquica y volvemos a nuestra esquina favorita del país. En este caso porque una gallega estuvo a punto de convertirse en derechohabiente de un grito que nada tiene que ver con el de las abuelas de Lugo si te dejas algo en el plato a la hora del almuerzo. La noticia la encontré en la web de Antena3 a finales de 2012, pero la fuente original —cómo no— era La Voz de Galicia:


Una gallega reclama 100.000 euros a la SGAE por los derechos del grito de Tarzán

Johnny Weissmüller, el actor que encarnó a Tarzán por primera vez en 1932, hizo famoso el mítico grito del hombre de la selva; pero curiosamente, la propiedad de ese sonido pertenece a una mujer gallega.
Ángeles Durán tiene desde 2008 la propiedad intelectual de una partitura que representa en notas musicales el conocido grito y ahora reclama entre 100.000 y 200.000 euros a la SGAE por usarlo como politono para móviles y otros productos audiovisuales, según publica La Voz de Galicia.
La demanda fue interpuesta el pasado verano y ahora el juez ha fijado para el 6 de febrero del 2013 la vista preliminar, pero ha rechazado que la Sociedad General de Autores realice un depósito de esta cantidad hasta que se celebre la fecha del juicio.
No es la primera vez que esta gallega protagoniza una demanda peculiar. En 2011 intentó declararse ante notario como propietaria del Sol y alegó que un estadounidense es propietario de la Luna.

Si tienen curiosidad por saber qué pasó al final, parece ser que los jueces no dieron la razón a la viguesa emprendedora. Que la señora sería muy pícara, de acuerdo, pero bien que mostró la ridiculez del proceso de registro de propiedad intelectual. Amigo lector, amiga lectora, yo les doy un consejo gratis: en la próxima boda, bautizo o comunión al que vayan, tengan preparada una grabadora de buena calidad, utilícenla con el afamado eructo de su cuñado cuando lleva ya dentro la decimocuarta copa de vino de misa y corran a registrarla a la SGAE. Así, en el próximo evento familiar, aunque no puedan evitar la vergüenza ajena por lo menos podrán cobrarle por ella.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.