título
Todología con bigote
Ideas sueltas #12

Sesenta y cinco
Si habla como un machista, se mueve como un machista, chulea como un machista, se excusa como un machista y actúa como un machista, debe de ser Cañete.

Sesenta y seis
Ganas de escribir cartas abiertas a todo el mundo, pero básicamente para reprocharles lo mismo.

Sesenta y siete
Hace cinco años me deprimí terriblemente cuando salieron los resultados de las elecciones europeas. Hay que decir que entonces no estaba anímicamente en mi mejor momento, pero aquello fue ciertamente para desencantarse. Me pregunto si volverá a ocurrir.

Sesenta y ocho
Hace diez años que una ambiciosa periodista se casó con un príncipe. Para conmemorarlo, los diarios de la transición recuperan sus mejores ropajes monárquicos (que esconden de vez en cuando para parecer menos serviles) y nos chorrean con mil reportajes sobre el estilo, la clase, las cuitas, las niñas, las operaciones y las dietas de la princesa. Se nota que tenían ganas de inventarse una Lady Di a la española… aunque su suegro sea todo lo opuesto que se puede ser a su prima Isabel de Inglaterra. Pierden el tiempo: la monarquía acabará cayendo por implosión… y porque sospecho que al hijo no se le da tan bien chanchullear como al padre.

Sesenta y nueve
Anda que no nos gusta nada a los españoles saltar al cuello de quien sea a la mínima. Recupero una nota anterior: Buscando dioses. Si la releen, revisen luego cómo ha ido la campaña electoral y me cuentan.

Setenta
Tengo desde hace semanas un artículo a medias sobre la dificultad que supone escribir a diario. No sé si lo recuperaré.

Setenta y una
Invasión de encuestas antes de que la ley, estúpidamente, prohiba publicar más hasta el cierre de las urnas. No es tanto querer proteger al votante de influencias espurias a la hora de decidir su voto, como de proteger a los partidos ante un posible efecto arrastre. Ese miedo atávico del establishment patrio a perder su espacio ante alternativas posibles. Si los resultados que se prevén el domingo se confirman (y creo que el batacazo de los dos grandes partidos será mucho mayor del pronosticado), prepárense para una ofensiva propagandística tan agresiva y desagradable como no la hemos conocido nunca, ni siquiera durante la planificada crispación de principios de los noventa.

Setenta y dos
Sobre todo recuerden: cualquier encuesta que no indique una estimación de la participación o que establezca ésta por encima del 45% es, ante todo, deshonesta. La del CIS lo es, pues asume unas cifras de participación para las europeas que sólo se dieron dos veces, y una de ellas fue en las primeras elecciones de este tipo celebradas en España. A partir de ahí, cualquier cocina sobre el voto directo es ciencia-ficción. Y eso no es accidental.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.