título
Todología con bigote
Celtiberia con bigote: Pluriempleo

La política local, por aquello de que es más cercana y, sobre todo en localidades pequeñas, requiere menos esfuerzo para conseguir cierta representatividad, nos provee de ciudadanos que se toman el cargo y sus responsabilidades con algo más de flexibilidad que su jerarquía superior. Y claro, eso es fuente inagotable de anécdotas, de las que espero colgar todavía más en este cuaderno. El sucedido de abajo, encontrado en El Mundo, ocurrió el verano pasado en una de mis “patrias chicas”, Isla Cristina (Huelva), que tiene la particularidad exótica de ser de los pocos sitios donde todavía gobierna (ahora en coalición) el Partido Andalucista. Pero no es de éste de quien habla la noticia, sino de sus coaligados del PSOE… o eso parecía, al menos.


Dos concejales el PSOE en el Ayuntamiento de Isla Cristina (Huelva) son militantes del PP, una circunstancia de la que la dirección popular se ha dado cuenta ahora, por lo que ha decidido expulsarlos del partido.
[…]
[El presidente local del Partido Popular, Francisco] González ha indicado que en el PP se han dado cuenta de la militancia popular de estos dos concejales cuando recientemente tomó posesión la nueva ejecutiva local y actualizó los archivos.

“Nada más ver sus fichas nos dimos cuenta de algo que nos sorprendió”, que eran militantes del PP, aunque, según González, “no estaban al corriente en el pago de las cuotas”. Fuentes del PP provincial han subrayado que el caso de Bogarín es llamativo, ya que llevaba muchos años afiliado.

Por su parte, fuentes del PSOE de Huelva han señalado que ignoraban la militancia en el PP de estos dos concejales y han puntualizado que Bogarín no ha sido nunca afiliado al PSOE, ya que es independiente, aunque Raya sí es militante socialista “desde hace varios años”.

Francisco González ha entendido que había que solventar una situación “que hacía que estas personas tuviesen acceso a las cartas y documentación del partido”, por lo que el caso fue llevado al comité ejecutivo provincial del PP de Huelva, que decidió su expulsión en cumplimiento de los estatutos. González ha señalado que una de las cláusulas que recogen los estatutos del PP impide a una persona ser militante del partido y, al mismo tiempo, ir en la lista electoral de otro, por lo que ha entendido que han hecho “lo correcto” y ha solventado una situación “que se queda en anécdota”.

Hombre, creo que lo del mimetismo “PPSOE”, ahora tan de moda, lo estamos llevando un poco lejos. Me imagino las conversaciones de estos dos concejales en el salón de plenos a la hora de votar algún acuerdo municipal:

«Oye, ¿y tú de qué partido eras?»
«Chico, la verdad es que ahora mismo ni idea»
«Joé, yo tampoco… bueno, mira, vamos a votar por estos, que parece que son los que están gobernando.»

Lo que más gracia me hace son las excusas que ponen ambos partidos en discordia para quitarse el muerto de encima, pretendiendo que no sabían nada. En un lugar donde lo normal es que todos se conozcan, y más si eres maestro de escuela o concejal del Ayuntamiento. La única respuesta que se me ocurre es que los presidentes de sus agrupaciones locales vivan fuera del pueblo. Y por “fuera” quiero decir en Sabiñánigo, por ejemplo.

Que tengan buen fin de semana.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.