título
Todología con bigote
Reglas para un debate electoral

I. Los candidatos deberán acudir al debate puntuales y razonablemente limpios. Se valorará el que vengan despiojados.
II. La mesa será rectangular, de no menos de diez metros de longitud, y cada candidato se sentará en una punta. No dispondrá de ropa camilla, manteles, paneles o cualquier cosa que impida la visión de un posible revólver bajo el tablero.
III. Los debates contarán con público y piedras pequeñas repartidas al azar por el lugar del evento. Será responsabilidad de los candidatos que el público no las encuentre.
IV. El moderador determinará los temas y el tiempo de intervención de cada candidato. Una vez lo agote, ofrecerá a su oponente diez minutos de réplica en los que podrá responder a cualquier cosa EXCEPTO a aquello de lo que haya hablado el candidato ponente.
V. Queda prohibido leer cualquier tipo de libro, libreta, tabla de arcilla, losa de mármol o lengua de fuego durante las intervenciones. Se permite al candidato el uso de papel y lápiz para tomar notas mientras su oponente habla. El lápiz estará despuntado y el candidato deberá usar su ingenio y sus uñas para utilizarlo.
VI. Tras cada intervención, dos ujieres situados tras los candidatos les endiñarán un estacazo, independientemente del contenido de dicha intervención. Para evitar que pierdan el sentido, los estacazos se aplicarán alternativamente a cada lado de la cabeza.
VII. Las siguientes expresiones: “con la que está/estaba cayendo”, “herencia recibida”, “abrazos”, “alternativa”, “voto útil” y las contenidas en el Anexo B del presente reglamento implicarán electroshock automático, aumentando gradualmente la potencia si se reincide.
VIII. El uso de citas célebres se tipifica así: Shakespeare, falta leve. Winston Churchill, falta menos grave. Winston Churchill mal citado, falta grave. “Ladran, luego cabalgamos”, penalti y expulsión inmediata. El penalti lo tirará Sergio Ramos.
IX. Podrán utilizarse gráficas y diagramas, pero solamente si están dibujadas con sangre. En el caso de los gráficos de tarta se podrá usar sangre encebollada.
X. Se permite usar el chiste del perro Mistetas una vez cada cuarenta y cinco minutos.
XI. De los diez últimos minutos del debate, cinco serán exclusivamente en inglés. Los otros cinco en catalán.
XII. El debate se cerrará con un “lo que tengo aquí colgado” por parte de un candidato y un “er coño tu prima” por parte del otro. Estas frases de cierre no son negociables y los candidatos serán responsables de colocarlas en un contexto adecuado.
XIII. El contexto al que se refiere el punto anterior no podrá encontrarse entre las dos mitades de una telera de pan.
XIV. Tras el cierre del debate, el moderador repartirá cerillas y mecheros entre los asistentes para que arda Twitter.
XV. La vestal bonita.
XVI. Ya está, el debate ha terminado hace un rato.
XVII. ¿Todavía siguen aquí?
XVIII. No, esto no lo ha escrito Jaime Rubio.
XIX. En serio, no queda nada más.
XX. Y tampoco es una película porno.
XXI. Algún día llegaremos.
XXII. Las dos ocas sagradas del Capitolio.
XXIII. Acaban de hacerlo santo.
XXIV. ¡Vuelve Jack Bauer!
XXV. Por el culo te la V.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.