título
Todología con bigote
Consultorio, 4 de abril

Estimado señor con bigote: He tenido un pequeño percance con un guardia de tráfico que me quiso multar por pararme en un carril bus. Soy pobre de pedir y a veces me cuesta llegar a fin de mes, así que traté de atropellar al guardia, salí corriendo hasta mi casa y ahora tengo un ataque y llamo compulsivamente a las radios. ¿Qué puedo hacer? Agradecida de antemano, E. A., Madriz

Estimada E. A. de Madriz: para empezar debo decirte que debes considerarte afortunada; no por haberte ido de rositas cuando te quisieron poner la multa, sino porque en Madrid es virtualmente imposible salir corriendo hacia ninguna parte sin chocarte con un madrileño, caerte en un socavón o estamparte contra el morro de un autobús colorao. Yo te sugiero que vayas a la televisión y cuentes tu caso con todo lujo de detalles. Lleva un brazo en cabestrillo (el que no uses para empinar el codo), que así lograrás dar un poquito de pena. O mucha pena, si ya dabas un poquito. Cuando narres los hechos recuerda indignarte. Mucho. MUCHÍSIMO. Estira el dedo índice y blándelo en círculos como si quisieras hurgarle la nariz a una jirafa. Pero no el del brazo en cabestrillo, alma de cántaro, el otro. Da botes sobre el asiento. ¡Abre mucho los ojos! ¡¡¡GRITA!!! Para cuando termines habrás dado material para seis titulares de prensa, cuatro de informativos y dos incendios de tuiter.
Y, sobre todo, ¡no cedas! Recuerda que tú tienes la razón de tu parte. Bueno, La Razón y El País, que ahora se abona a las causas perdidas como afición intrínseca. Y, para la próxima, olvídate de tu coche y agarra una apisonadora. Si vas a saltarte la ley, por lo menos que también sirva para arreglar el asfalto. Un saludo atropellado, OBD.

°°°°°°°°°

Querido conciudadano: Te escribo para pedirte que te unas en mayo a mi proyecto de abrazos. Estamos repartiendo muchos abrazos para que luego la gente nos vote y podamos seguir repartiendo abrazos en Bruselas. Que está en Bélgica, por si no lo sabes. En Europa, por si tampoco lo sabes. Cuando lleguemos allí (a Bruselas, no a Bélgica ni Europa) no tenemos muy claro qué pasará ni qué cosas haremos, pero habrá abrazos. Muchos abrazos. Un abrazo. E.V., Uropa.

Querida E.V. de Uropa: me parece que eres poco ambiciosa con lo de los abrazos. Es necesario ampliar el repertorio de acciones físicas si quieres llegar a más conciudadanos que te voten. Lo de los abrazos está bien, pero limita mucho porque sólo puedes dar uno a la vez y te puedes encontrar con que te han quitado la cartera al terminar. Mi propuesta reside en la variedad y el apuntar alto: además de los abrazos deberías ofrecer codazos, cabezazos, rodillazos, lengüetazos, botellazos, culatazos e incluso cañonazos. Dará sabor y color (morado y rojo) a tus mítines y te permitirá crear impresiones más duraderas entre tu electorado potencial, además de copar portadas de periódicos y revistas (médicas), ser la estrella de los foros de internet y crear psicosis en cualquier punto de Uropa. Un programa electoral podría ayudar, aunque no es imprescindible. Un saludo acorazado, OBD.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.