título
Todología con bigote
Botellódromo

El botellódromo no es un lugar para que la muchachada se reúna y beba garrafón descontroladamente. El botellódromo es el lugar donde habría que confinar a la alcaldesa de Madrid permanentemente para que pudiera desbarrar a gusto sin dañar la salud física y/o mental de los madrileños y resto de personas con una cantidad mínima de cerebro. El botellódromo debería ser un área con suficiente espacio o, al menos, posibilidades de ampliación para ir ubicando paulatinamente a ministros del Interior, presidentes de comunidad autónoma o presentadores de programas deportivos.
Lo peliagudo, claro está, sería encontrar el barrio o la zona donde ubicar el botellódromo, pues a los ciudadanos no les suele gustar tener según qué gentuza de vecinos.

comments powered by Disqus

 ||—|| 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. El diseño de la página es obra de Jorge Portillo. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.