título
Todología con bigote
Anuncios Breves (7)

Se Alquilan
Municipios de tamaño medio y población obtusa. Condiciones inmejorables. Espacios abiertos, rotondas, polideportivos, zonas verdes, zonas azules, zonas grises y zonas desmilitarizadas. Para entrar a vivir debajo del puente. Precio negociable. Concejalía de Urbanismo no negociable. Regalamos tres cuñados por cada cincuenta mil habitantes. Abstenerse curiosos, inmigrantes y Podemos.
Referencia: Elecciones.

Superdetective en Hollywood

Hacemos minirreportaje sobre esta saga en La Remington de Joe Gillis. Si gustan.

La voz de fondo

Me gusta hacer voces en off, aunque haya hecho muy pocas (y sólo de forma amateur) en mi vida; y me gustaría volver a hacerlas. Es una concesión al ego convenientemente disfrazada para que no lo parezca. Por eso suelo fijarme en el trabajo de quienes hacen dichas voces, tanto el de los actores de doblaje y como los de voice over (que es el término correcto para lo que quiero describir aquí). Escucho su forma de modular, la cadencia de las palabras y cómo entonan las frases. Me chirría tanto el exceso de naturalidad como el engolamiento y considero que el trabajo de un actor de voice over, por su propia naturaleza, se ve ignorado la mayoría de las veces. Raramente interiorizamos que esa voz omnipresente en tráilers de cine, anuncios épicos o concursos de la tele tiene a un profesional detrás que dedica mucho tiempo y esfuerzo a que esa voz salga impecable y consiga un efecto, sea que alguien vaya a ver una película o que mantenga el interés por lo que ve en la pantalla de su televisor. O aumentar las ventas de un producto, si de una cuña de radio se trata.

Elige Tu Propia Liga

Las normas de la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LFP) funcionan un poco como las de los libros de Elige Tu Propia Aventura. ¿Los recuerdan? Uno va leyendo un libro donde se plantea una situación concreta en la que el propio lector ejerce de protagonista. Al final de cada página se presentan varias opciones y, según la que se elija, se salta a otra página diferente en la que se verá si la elección es correcta y salimos victoriosos… o si morimos de muedte hodible.

El síndrome de la Giralda

Definición
Denomínase Síndrome de la Giralda al comportamiento propio de los nativos de una ciudad cualquiera, por el cuál descuidan o ignoran la visita a sus monumentos y edificios más significativos, con la excusa de que pueden ir a ellos cuando quieran, ya que los tienen siempre cerca. En realidad, lo más probable es que no los vayan a ver en toda su vida.

Madame la Rouge

Mme Rouge

Philomena

Hoy un poquito tarde, pero con reseña en La Remington de la película de Stephen Frears: Philomena

Consultorio, 14 de agosto

Querido Mr. Driftwood, ¿puedo llamarle Mr. Driftwood? Le envío por mensajero esta consulta urgente porque mi familia y yo nos vamos de vacaciones mañana mismo y estamos muy preocupados. Verá usted, resulta que hemos leído en las noticias recientes que los selfies están matando gente. ¡Están matando gente! Realmente no teníamos ni idea de que hacerse un selfie fuese una afición tan arriesgada; nosotros andábamos ahí todo el día, dale que te pego con el instagram, que al principio nunca nos salía bien y siempre aparecían en las fotos personas que no conocíamos de nada, hasta que al final mi cuñao nos dijo que teníamos que comprarnos el Fánsung Vía Láctea Ese Siete o algo por el estilo y, sobre todo, pulsar el botón de darle la vuelta a la cámara. El caso es que encima del dinero que nos hemos gastado, si no podemos hacernos un selfie porque nos vamos a morir de una caída… joder, qué coraje tiene que dar eso, ¿no? En suma, Mr. Driftwood (espero que no le importe si le vuelvo a llamar Mr. Driftwood), que nos vamos a París mañana y a ver con qué amenizo yo luego las visitas de mis amistades, porque el proyector de diapositivas lo tiramos cuando España ganó el Mundial de petanca. ¿Qué hacemos? Muy suyo, Germelindo.

¡ESA LENGUA!

Un post breve con un grito desgarrado. Acabo de encontrarme en la web de uno de los principales medios de comunicación del país un texto tan mal escrito que creo que me ha salido un sarpullido en el nervio óptico. En sólo seis párrafos —incluyendo la entradilla— de apenas tres líneas cada uno he cosechado cinco comas criminales, al menos tres fallos de concordancia y la falta de un verbo en una de las oraciones. ¡Que falta un verbo, cojona!

Robin Williams o el cine con el que creces

Búsquenme en La Remington hoy, que tengo que hablarles del mejor cómico del mundo. Uno de ellos, al menos.

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo la Licencia ColorIuris especificada aquí. El resto son propiedad de sus respectivos autores. Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir). Alojamiento provisto por Libro de notas. Gestionado con Textpattern. La caricatura de Groucho Marx es creación de Al Hirschfeld, publicada por George J. Goodstadt. Si quiere saber quién visita este cuaderno y desde dónde, pinche aquí.